El presidente salvadoreño, Mauricio Funes, pedirá perdón mañana durante la conmemoración de los 20 años de la firma de los Acuerdos de Paz (1992) por la masacre de El Mozote, en la que casi un millar de personas fueron asesinadas por el Ejército de El Salvador durante la guerra civil (1980-1992).

La conmemoración del fin del enfrentamiento armado se llevará a cabo en El Mozote, unos 201 kilómetros al noreste de San Salvador, confirmó Funes el viernes pasado y lo reiteró hoy Casa Presidencial a través de un comunicado.

"El presidente de la república, Mauricio Funes, junto al gabinete de Gobierno, conmemorará el próximo lunes 16 de enero 20 años desde la firma de los Acuerdos de Paz en el caserío El Mozote, en el norte de Morazán (oriente), sitio donde en 1981 tuvo lugar la mayor masacre de población civil que reporta la historia moderna de América Latina", precisa el documento.

Funes reconoció, en un acto público realizado el viernes, que mañana cumplirá en El Mozote con el "compromiso" que asumió hace "un mes aproximadamente" con los pobladores de dicho lugar, y comunidades aledañas, donde se perpetuó la matanza entre el 11 y 13 de diciembre de 1981.

Según el mandatario, aunque no es "responsable" de esa matanza, "como jefe de Estado y Comandante General de las Fuerzas Armadas" tiene que "reconocer la participación de una unidad militar de la Fuerza Armada en aquel entonces en semejante magnicidio" y que por lo tanto, tiene que "pedir perdón". "Y lo haré", sentenció.

Funes llegó al poder en junio de 2009 con la extinta guerrilla, ahora político Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y se convirtió en el primer presidente salvadoreño que pidió perdón a todas las víctimas del conflicto armado en 2010, durante la primera conmemoración de la paz que se realizó bajo su mandato.

Según el boletín, el acto de mañana "cumplirá (con los) estándares internacionales de derechos humanos", y "es parte de una política inédita que impulsa el Gobierno (...) para reivindicar y realizar reparaciones a las víctimas y familiares de las víctimas del conflicto que concluyó hace dos décadas, y del cual todavía se arrastran deudas históricas".

En el lugar donde se perpetuó la masacre el presidente también hará "una serie de anuncios de beneficios para la misma comunidad, que van a resultar emblemáticos", debido a que se piensan replicar a nivel nacional, "en la medida en que las capacidades financieras del Estado salvadoreño lo permitan", destacó Funes.

Entre el 11 y 13 de diciembre de 1981 alrededor de un millar de personas, la mayoría niños, mujeres y ancianos, fueron asesinadas en masa en el cantón El Mozote y otros caseríos aledaños durante una operación del ahora extinto Batallón de Infantería de Reacción Inmediata Atlacatl.

El Informe de la Comisión de la Verdad, emitido en 1993 tras la firma de los Acuerdos de Paz, detalla que durante esos tres días los habitantes de El Mozote y lugares aledaños fueron "ametrallados" y sus viviendas incendiadas.

También mañana el Parlamento salvadoreño realizará una plenaria solemne en conmemoración del fin del conflicto armado, en el que participarán algunos de los firmantes de los Acuerdos de Paz, como el expresidente Alfredo Cristiani y el excomandante guerrillero y actual vicepresidente del país, Salvador Sánchez Cerén.