El Heat de Miami tiene en duda si su escolta Dwyane Wade podrá jugar el martes contra San Antonio debido a una torcedura del tobillo derecho.

Wade también arrastra dolencias en el pie izquierdo y un esguince de pantorrilla. Su compañero de equipo Chris Bosh dijo que Wade no debe jugar hasta que esté sano nuevamente y que el equipo "sabrá aguantar" en su ausencia.

"Necesita recuperarse", dijo Bosch. "Eso es lo más importante. Había estado jugando al límite. Nos había todo lo que tenía. Y lametablemente en el último partido sufrió la torcedura en el tobillo. Estas cosas pasan de vez en cuando. Lo primero que debe hacer es descansar",

"A veces, las lesiones tienen esa función. Es una bendición, aunque no lo parezca. Tenemos que estar tantos para los playoffs".

Miami ha perdido tres partidos y marcha en el tercer lugar de la División Sureste y sexto en general en la Conferencia Este.

Se trata del primer bache del Heat en la temporada.

Wade se torció el tobillo hacia el final del partido que Miami perdió el viernes en Denver. Los exámenes de rayos X resultaron negativos, pero Wade temía inicialmente que tenía una fractura.

Es una semana ajetreada para Miami, con los Lakers visitándolos el jueves y los 76ers el sábado.

El entrenador Erik Spoelstra dijo que no han fijados plazos para una reaparición de Wade, sin descartarlo para el martes o sin dar a entendar que se perderá más partidos.

"Puede caminar. Estuvo haciendo ejercicios", dijo Spoelstra al hablar el domingo durante una práctica. "Pero no vamos a poner plazos sobre su regreso. Lo bueno es que no hubo necesidad de ponerle yeso o que camine con una bota. Puede camino. Ya veremos cómo evoluciona cada día y luego procederemos".

Wade no estuvo disponible para hablar con la prensa el domingo

"Hay que superar adversidades", dijo Bosh. "Sabíamos que nos iban a tocar momentos de adversidad ... Ocurren".

Si Wade no puede jugar, Mike Miller podría hacer su debut en la temporada.