Cuando Nueva Orleáns parecía camino a anotar en su primera posesión, Donte Whitner dio un fuerte golpe que noqueó al running back Pierre Thomas y llevó a la primera de las cinco pérdidas de balón que sufrirían los Saints.

La defensiva de San Francisco, con fuertes tackles e intervenciones oportunas, marcó el paso en la electrizante victoria por 36-32 en el choque divisional, de la misma manera que lo hizo durante toda la campaña regular.

Justin Smith y Aldon Smith acosaron toda la tarde a Drew Brees, Patrick Willis y NaVorro Bowman frenaron el juego por tierra de los Saints y Dashon Goldson logró jugadas clave y tackles duros desde la secundaria.

La defensa es la principal razón por la resurrección de los 49ers (14-3), que están de vuelta en la final de la Conferencia Nacional por primera vez desde la temporada 1997.

Los cinco minutos finales, en que la ventaja cambió de manos cuatro veces, fueron un espectáculo ofensivo coronado por el pase de anotación de 14 yardas de Alex Smith a Vernon Davis cuando restaban apenas nueve segundos. Pero el que puso en marcha a los 49ers en su primera aparición en la postemporada en nueve años fue Whitner.

"Eso le comunicó a la ofensiva (de los Saints) que íbamos a jugar físicamente todo el día", dijo Whitner sobre el tackle a Thomas, que salió con una lesión en la cabeza y ya no volvió al partido.

El golpe legal, casco contra casco, también causó un impacto en la mente de los Saints.

La defensa de los 49ers ha sido tan dura durante la temporada regular que no permitió que nadie corriera 100 yardas en un partido ni que le anotaran por tierra hasta el penúltimo partido, en Seattle. Ronnie Lott, miembro del Salón de la Fama tras integrar varias defensivas de alto nivel, elogió a los 49ers por no "ceder pulgadas".

"Tenemos una gran defensiva", dijo Bowman. "Sentimos que podemos parar a cualquiera".

En su primer año como entrenador, Jim Harbaugh trajo al coordinador defensivo Vic Fangio de Stanford cuando lo contrataron.

"Nos gusta pensar que jugamos a la defensiva en la manera correcta", dijo Fangio. "Jugamos físicamente, jugamos con las manos, corremos al balón. No tratamos de hacer nada lujoso, aunque tenemos algunos relevos aquí y allá. Tratamos de jugar a la defensiva de la manera antigua, con dureza".