Un coche bomba a las afueras de la ciudad de Mosul, en el norte de Irak, mató a por lo menos ocho personas, informaron el lunes las autoridades.

Un funcionario de la policía de Mosul dijo que la explosión sacudió un barrio chiíta durante la madrugada del lunes a unos 30 kilómetros (20 millas) a las fueras de la ciudad, que es predominantemente sunita.

Un funcionario del hospital de Al-Jomhouri, en Mosul, confirmó la cifra de muertos.

El atentado es el último de una serie de ataques que han matado a más de 140 personas desde que Estados Unidos retiró a sus soldados del país el mes pasado.

Ambos funcionarios hablaron bajo la condición del anonimato porque no estaban autorizados para informar a los medios de comunicación.