El ministro de Hacienda español, Cristóbal Montoro, consideró hoy que la rebaja de calificación de la deuda de varios países de la UE, entre ellos España, adoptada ayer por Standard & Poor's, es "demasiado general", pero que lo importante ahora es "reaccionar".

En declaraciones a los periodistas, Montoro subrayó que "la descalificación" realizada por esa agencia estadounidense es "demasiado general, afecta a demasiados países y a la propia credibilidad del euro".

Standard & Poor's degradó ayer dos escalones la deuda española, desde "AA-" hasta "A", y rebajó también la calificación de otros países de la zona euro, entre ellos Francia, al que quitó la máxima nota de la triple A.

"Pero lo importante ahora es reaccionar", agregó el ministro, quien aseguró que el Gobierno está trabajando para que España pueda recuperar cuanto antes "la mejor de las reputaciones".

Dijo que restaurar esa confianza es el objetivo que persigue el Ejecutivo de Mariano Rajoy con la "agenda reformista" que ha puesto en marcha para reformar, entre otros, el sector público y el sistema bancario.

Igualmente consideró que es importante que las instituciones europeas entiendan que es el momento de hacer todo lo que está en su mano para reforzar el euro y que gane credibilidad.

"Esto sólo se puede hacer construyendo más Europa", subrayó Montoro antes de reconocer que España está en una "zona vulnerable" y que Europa atraviesa una situación "seria, grave".

Dijo que se debe trabajar para acabar cuanto antes con la crisis de la deuda soberana que "está lastrando el crecimiento económico, está perjudicando al empleo y está prolongando la agonía de la crisis económica".

Para Montoro, las reformas que ha emprendido el Gobierno español están siendo tenidas en cuenta por los mercados porque ha habido reacciones positivas ante ellas y está mejorando la imagen de España.

"Las agencias hacen su tarea, pero lo importante es la reputación que consigamos los países en los mercados, en la financiación de nuestras economías, y, para eso, hay que hacer el trabajo que, en el caso de todos, pero en el de España especialmente, se llama reformas económicas", reiteró.