La reserva de divisas de China, la mayor del mundo, se redujo a 3,18 billones de dólares en diciembre de 2011, un descenso del 0,6 por ciento con respecto a la cifra de septiembre y la primera bajada trimestral en 10 años, informó hoy el Banco Popular de China (central).

El descenso del superávit comercial chino y un aumento de la salida de capitales especulativos en un contexto de crisis de deuda en la Unión Europea causaron que en noviembre y diciembre esta reserva descendiera, analizaron expertos citados por el diario oficial "China Daily".

El descenso era esperado desde octubre, cuando las compras de divisa extranjera por parte de los bancos chinos descendieron por primera vez en cuatro años y volvieron a hacerlo en el undécimo y duodécimo mes de 2011.

"Es de esperar que el descenso de las reservas de divisas continúe a lo largo del año (2012), paralelo a la bajada en la inversión extranjera directa", opinó Kevin Lai, analista de la consultora Daiwa Capital Markets.

A partir de su reserva de divisas, China se ha convertido en los últimos años en el mayor acreedor de EEUU y en un importante comprador de bonos de países de la Unión Europea, incluidos países con graves problemas de financiación pública como Portugal o Grecia.