El exentrenador en jefe de los Buccaneers de Tampa Bay, Raheem Morris, volvió a sus orígenes profesionales al aceptar el cargo de dirigir a los backs defensivos de los Redskins de Washington.

Morris, de 35 años, confirmó que había aceptado el cargo y que estaba ilusionado de seguir con su carrera profesional en lo que más le gustaba.

"Soy un entrenador de fútbol americano. Eso es lo que hago, es lo que soy", declaró Morris al periódico Tampa Bay Times, que fue el primero en informar del nuevo puesto que tendrá el exentrenador en jefe de los Buccaneers.

Morris se reunirá con el gerente general Bruce Allen, que ocupaba el mismo puesto en Tampa Bay cuando Morris regresó de una estadía de una temporada como coordinador defensivo de la Universidad de Kansas State para encargarse de los backs defensivos de los Buccaneers.

Su experiencia de cuatro años como entrenador de la segunda línea defensiva de Tampa Bay también le ha servido para aceptar el nuevo cargo.

Morris Reemplazó a Monte Kiffin como coordinador defensivo en el 2008, y los Buccaneers lo nombraron entrenador en jefe en el 2009, cuando Jon Gruden decidió dejar el equipo.

El joven entrenador juntó una marca perdedora de 17-31 en tres temporadas como entrenador en jefe después que los Buccaneers lo despidieron el pasado 2 de enero al tener otra temporada poco afortunada con el equipo de Tampa Bay.