Un decepcionante informe de ganancias de JPMorgan Chase afectó a las acciones bancarias el viernes e incidió en el decremento del resto del mercado en la Bolsa de Valores de Nueva York.

Los rumores de inminentes rebajas en la calificación crediticia de los gobiernos europeos provocaron un descenso del euro y un alza en los precios de los bonos del Tesoro.

El promedio industrial Dow Jones bajó 48,96 puntos, el 0,4%, para cerrar en 12.422,06. Los mercados tuvieron pocos cambios después de que el ministro francés de finanzas confirmó que Standard & Poor's había despojado al país de su preciada nota de crédito AAA.

Antes de la apertura del mercado, JPMorgan dijo que sus ganancias trimestrales disminuyeron un 23% con respecto al año anterior, ligeramente peor de lo esperado por los analistas. Las acciones del banco cayeron un 2%, y arrastraron a otros grandes bancos. Morgan Stanley perdió 3% y Goldman Sachs 2%.

Es la primera vez que JPMorgan no cumple las expectativas de Wall Street desde el último trimestre de 2007, un periodo que incluye la crisis financiera de 2008 y 2009. JPMorgan es ampliamente considerado como uno de los grandes bancos mejor gestionados. Los operadores pensaron que si JPMorgan tuvo problemas a finales de 2011, el resto de la industria probablemente también los tuvo.

"JPMorgan es el patrón oro", dijo Phil Orlando, estratega jefe de acciones de Federated Investors. "Entonces, ¿qué pasa con los bancos que no son tan fuertes y no están tan bien administrados?"

En las mesas de operaciones se conoce como la "teoría de la cucaracha", dijo Orlando. "Uno nunca ve únicamente una cucaracha. Si ve una, sabe que tiene que haber muchas más".

El euro cayó a su nivel más bajo en 17 meses después de que surgieron informes de que S&P rebajaría la nota de los gobiernos europeos. Después del cierre de los mercados en Nueva York, S&P anunció que degradaba la calificación de Francia, Austria, Italia y España.

La moneda común europea cayó 1,1% contra el dólar, a 1,27 dólares. Los costos crediticios aumentaron para Francia, Italia y España, países en el centro de crisis de deuda de la región.

El dólar y los precios de los bonos del Tesoro estadounidense subieron a medida que los inversionistas movieron el dinero hacia activos de menor riesgo. El rendimiento del bono a 10 años cayó el jueves de 1,93 a 1,86%.

S&P advirtió el 5 de diciembre que 15 países que utilizan el euro estaban en riesgo de rebajas, citando mayores costos de crédito para los gobiernos mejor calificados y desacuerdos entre los líderes europeos.

Una rebaja a la calificación crediticia de Francia podría no elevar las tasas para ese país, ya que los operadores de bonos estaban preparados para ello, dijo Guy LeBas, estratega jefe de renta fija de Janney Montgomery Scott.

El peligro, sin embargo, amenaza al fondo de rescate europeo. Francia es el segundo contribuyente más grande al fondo, detrás de Alemania. Los operadores de bonos podrían responder a la rebaja francesa aumentando los costos de endeudamiento para el fondo de rescate, ante la expectativa de que su calificación será la próxima en ser degradada.

"Los efectos en cadena son mucho más importantes que el impacto en la propia Francia", dijo LeBas.

Los resultados de JPMorgan abrieron la temporada de ganancias para los bancos con una nota amarga. Aunque el ritmo creciente de reportes de ganancias puede ayudar a dirigir los mercados en los próximos días, es probable que se sigan enfocando en la crisis de deuda en Europa.

En otras operaciones, el Standard & Poor's de 500 acciones decreció 6,41 unidades o 0,5%, a 1.289,09. El tecnológico Nasdaq retrocedió 14,03 enteros, el 0,5%, a 2.710,67.

Pese al decremento del viernes, los tres principales indicadores tuvieron ganancias por segunda semana consecutiva. El S&P 500 registra un alza del 2,5 % al comienzo del año.

Dos títulos cayeron por cada acción que subió en la Bolsa de Valores de Nueva York, donde el volumen de operaciones fue ligero, por 3.600 millones de acciones.

En otros mercados internacionales, el DAX alemán retrocedió 0,6% a 6.143,08, mientras el CAC-40 francés cayó 0,1% a 3.196,49. El FTSE 100 británico perdió 0,5% a 5.636,64.

Más temprano, el Nikkei japonés avanzó 1,4% para cerrar en 8.500,02.

El crudo de referencia bajó 40 centavos, para cerrar en 98,70 dólares por barril en Nueva York. El Brent del Mar del Norte se contrajo 70 centavos, a 110,35 dólares por barril en Londres.