Un total de 43 personas fueron detenidas hoy en Nueva York por la policía durante una protesta convocada por líderes religiosos a las afueras de un colegio donde el alcalde, Michael Bloomberg, pronunció su tradicional discurso anual sobre el estado de la ciudad.

Un portavoz de la Policía confirmó a Efe que los arrestos se produjeron a las afueras de la escuela pública Governor Morris, en el barrio del Bronx, donde unas 300 personas pidieron al alcalde que vuelva a permitir que se alquilen espacios públicos a las iglesias para poder seguir ofreciendo sus servicios a la comunidad.

El concejal demócrata Ydanis Rodríguez, que acudió a la protesta encabezada por el reverendo Fernando Cabrera, concejal de su partido por el Bronx, dijo a Efe que pudo presenciar las detenciones de varios líderes religiosos y feligreses, que rezaban de rodillas a las puertas del colegio.

Rodríguez, acompañado por los concejales Letitia James y Jumaane Williams, dijo que se sumaron a la protesta para apoyar las demandas de los líderes religiosos, que quieren que la ciudad dé marcha atrás a su reciente decisión de prohibir a las iglesias alquilar espacios en colegios públicos.

"Nos hemos acercado a la oficina del alcalde para negociar un acuerdo, pero se niega a recibirnos", afirmó a Efe el concejal Cabrera, quien lamentó que Bloomberg hable de igualdad y tolerancia en sus discursos y que luego en la práctica "sólo sea tolerante con lo que le interesa".

Las demandas de los líderes religiosas cuentan también con el respaldo de conocidas figuras políticas de la ciudad y el estado de Nueva York, como el senador estatal Rubén Díaz, el asambleísta Nelson Castro o el defensor del Pueblo de Nueva York, Bill Di Blasio, entre otros.

Las detenciones se produjeron poco antes de que el alcalde de Nueva York comenzara su tradicional discurso anual sobre el estado de la ciudad, que este año volvió a centrar en dos de los temas que considera prioritarios para el año 2012: la educación y la generación de empleo.

En concreto, Bloomberg anunció la creación de nuevas ayudas para atraer a profesores jóvenes y recién licenciados a quienes pagará hasta 25.000 dólares de la deuda que contrajeron para costearse sus estudios universitarios si se comprometen a trabajar durante un número determinado de años.

El alcalde, que planea también abrir un centenar de escuelas antes de que concluya su mandato dentro de dos años, ofrecerá también aumentos de suelo de hasta 20.000 dólares anuales a los maestros que obtengan buenos resultados en sus clases durante dos años consecutivos.

En cuanto la economía, Bloomberg dijo que seguirá trabajando para que los legisladores estatales en Albany aprueben una subida del salario mínimo en Nueva York, así como incentivos para atraer nuevas inversiones en la zona de la estación de Grand Central, y otros mecanismos para incentivar la creación de empleos.