El jardinero venezolano Martín Prado evitó ir al arbitraje con los Bravos de Atlanta al acordar un contrato de 4,75 millones de dólares para la temporada 2012.

Prado, que ganó 3,1 millones la temporada pasada, es un jugador versátil que podría ser el reemplazante del tercera base Chipper Jones cuando éste se retire. El venezolano jugó en el campo izquierdo en 2011 y tuvo un leve bajón, al batear de .260 con 13 cuadrangulares y 57 remolcadas. Antes, había tenido tres años seguidos con promedios de más de .300.

El acuerdo anunciado el viernes deja tres jugadores que podrían ir a arbitraje en la plantilla de los Bravos: el lanzador Jair Jurrjens, el jardinero Michael Bourn y el relevista Eric O'Flaherty.