Una nueva explosión se registró hoy en una tienda de bebidas alcohólicas en el sur del Líbano, sin causar víctimas, informaron medios de comunicación libaneses.

El estallido ocurrió al amanecer en un comercio de la localidad de Sarafand, situada entre las ciudades costeras de Sidón y Tiro, y solo causó daños materiales en la tienda y en otros locales cercanos.

Se trata del tercer ataque en los últimos meses contra un establecimiento donde se vende alcohol en el sur del Líbano.

El 28 de diciembre pasado, el restaurante Tiros en Tiro fue objeto de un atentado y el 16 de noviembre otra explosión se registró en el hotel Queen Elisa de la misma ciudad, sin víctimas.

En declaraciones difundidas por la edición digital del diario Daily Star, el propietario de la tienda atacada hoy, Ali Ahmad Hamdan, dijo que lo ocurrido es un "crimen" que comenzó en Tiro y que ahora se ha extendido a Sarafand, al tiempo que instó a las autoridades a encontrar a los culpables para juzgarlos.

En los últimos meses, varios locales de comercio de bebidas alcohólicas estuvieron obligados a cerrar tras una campaña de amenazas y presiones por parte de grupos fundamentalistas en el sur, pese a que el Líbano, un país multiconfesional, es el más liberal de la región.