El ministro belga de Empresas Públicas, Política Científica y Cooperación y Desarrollo, el socialista Paul Magnette, ha instado hoy a su país a plantar cara a la Comisión Europea (CE) para evitar la deriva de la Unión hacia una "Europa ultraliberal".

En distintas entrevistas difundidas en los diarios La Libre Belgique, De Morgen y la cadena pública de televisión RTBF, el ministro considera que la política económica y presupuestaria que Bruselas impone a los estados miembros dará lugar a "una recesión de 15 años".

"Debemos plantar cara a la Comisión Europea, como hacen los grandes países, o de lo contrario vamos a desembocar en una Europa ultraliberal", alertó.

El titular socialista, que cuestiona la legitimidad democrática de Bruselas para dictar ese tipo de medidas, explica que en Bélgica existe una diferencia entre el norte (Flandes) y el sur (Valonia) a la hora de evaluar las políticas del Ejecutivo comunitario.

"Muchos hombres políticos de Flandes se esconden detrás de la CE porque quieren hacer una política de derechas", consideró.

Magnette califica además de "absurda" la decisión acordada la pasada semana por el Ejecutivo federal de congelar temporalmente gastos por valor de unos mil millones de euros, tras las dudas expresadas por Bruselas sobre la capacidad del país de evitar que su déficit rebase el límite europeo del 3 %.