El Banco Mundial invitó hoy a Washington al vicepresidente ecuatoriano, Lenin Moreno, para que explique los programas de asistencia a personas con discapacidad que lleva adelante y que han sido elogiados y replicados en otros países de la región.

María Dolores Arribas, funcionaria del Banco Mundial, hizo la invitación a Moreno en el marco de un encuentro sobre la asistencia a discapacitados en el mundo.

Arribas aseguró en su discurso que Ecuador es un "referente" sobre el trabajo emprendido a favor de las personas con discapacidad y destacó el liderazgo en esa misión de Moreno.

Aunque no precisó una fecha para la visita del vicepresidente a Washington, la funcionaria dijo que se dará en este año.

De su lado, Moreno destacó los éxitos alcanzados en su país a través de la denominada "Misión Manuela Espejo" y el "Programa Joaquín Gallegos Lara", entre otros, que ha emprendido en los últimos tres años.

Moreno aseguró que con esas estrategias, el Gobierno de su país ha cumplido con las recomendaciones efectuadas por el Banco Mundial y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) sobre atención a las personas con discapacidad.

La "Misión Manuela Espejo" provee ayudas técnicas a las personas con discapacidad, mientras que el "Programa Joaquín Gallegos Lara" entrega bonos estatales a familiares de discapacitados que se encargan de atenderlos.

Según Moreno, en su país se han entregado unas 700.000 ayudas técnicas a discapacitados, en una operación que ha cubierto todo el territorio nacional.

Añadió que el Gobierno ha incrementado en un 5.000 por ciento el presupuesto asignado para la atención a las personas con discapacidad y para elaborar la información "geo-referenciada de todas las personas con discapacidad" en Ecuador.

"Las federaciones de y para las personas con discapacidad trabajan hombro a hombro con nuestros planes de inclusión socio-laboral, educativa y cultural, al igual que sobre el bienestar del elemento humano", apuntó Moreno.

El vicepresidente afirmó que la investigación sobre los avances que se han producido acerca de las personas discapacitadas "será inútil si los resultados no tienen una aplicación práctica e inmediata".

Pidió al Banco Mundial que acoja la recomendación hecha por Ecuador para que el organismo "vuelque su mirada hacia Latinoamérica, pues países como Colombia, Guatemala, Perú, Paraguay, El Salvador y Chile han adoptado el modelo de la 'Misión Manuela Espejo'".