El ministro argentino de Salud, Juan Manzur, inauguró hoy en Puerto Iguazú una "sala de situación" con la que pretende intensificar las acciones de prevención del dengue en esta localidad fronteriza con Brasil y Paraguay, zona conocida como la "Triple Frontera".

Este espacio, que funcionará en la sede del Instituto Nacional de Medicina Tropical, tiene como objetivo "articular la información disponible a fin de fortalecer la vigilancia, prevención y control del dengue en la zona de la Triple Frontera" en un momento en que la situación de la región por esta enfermedad "es altamente preocupante", según advirtió Manzur hace unos días.

La cartera que encabeza señaló en un comunicado que aunque Argentina todavía no presenta casos de dengue, han decidido fortalecer las tareas de prevención en Puerto Iguazú, ciudad situada unos 1.350 kilómetros al norte de Buenos Aires, por compartir frontera con dos países en los que sí se han registrados casos de esta enfermedad que transmite el mosquito Aedes aegypti.

"La sala de situación es el lugar donde se analiza y exhibe toda la información referente al sistema sanitario, procesada a través de diversas fuentes. Estos datos tienen como objetivo fortalecer el proceso institucional de toma de decisiones en el sector", señaló el ministerio.

Manzur y el ministro de Defensa, Arturo Puricelli, supervisarán mañana junto a Maurice Closs, gobernador de la provincia de Misiones, donde se encuentra Puerto Iguazú, las acciones preventivas en la ciudad.

"Las Fuerzas Armadas colaboran con las tareas preventivas contra el dengue cooperando con el traslado de elementos sanitarios", así como con la "fumigación y reparto de afiches informativos en escuelas costeras", señaló hoy la cartera de Defensa en un comunicado.

El ministro de Salud aseguró el viernes que "Argentina realiza un enorme esfuerzo para evitar la circulación del virus del dengue en el país" ya que "la situación en la región es altamente preocupante, especialmente en las localidades fronterizas".

En ese sentido pidió a los ciudadanos tener las precauciones necesarias para no contagiarse, como "mantener la limpieza de los espacios domiciliarios", a la vez que llamó a "estar atentos ante la aparición de síntomas compatibles con el dengue, especialmente aquellos que viajen a lugares donde haya circulación de esa enfermedad".

"Está estadísticamente demostrado que la movilidad de personas en esta época del año favorece la diseminación del virus", afirmó.

Según datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), "este año se registraron brotes de dengue con un número total de casos y muertes que sobrepasaron los datos históricos registrados en Paraguay, Panamá y en los países y territorios del Caribe inglés y francés como Aruba, Bahamas y Santa Lucía", señaló el Ministerio en otro comunicado.

"También se observó la introducción del virus del dengue 4 (su forma más grave) en Panamá y en algunos estados de Brasil donde no había circulado anteriormente", un "escenario complejo" que obliga al Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud de Argentina a mantenerse en alerta, precisó el texto.

En la primera mitad de 2009, el dengue afectó a unas 50.000 personas y causó una decena de muertes en Argentina, en la mayor epidemia de esta enfermedad que se ha registrado en el país.