Un oficial del Ejército colombiano fue condenado a 22 años de prisión por ordenar el asesinato, en 2006, de un campesino al que luego presentó como un guerrillero del Ejército de Liberación Nacional (ELN), informó hoy la Fiscalía del país andino.

El teniente del Ejército Marco Fabián García Céspedes fue condenado por el Juzgado Promiscuo del Circuito de Paz de Ariporo (Casanare) por los delitos de homicidio en persona protegida, fraude procesal y falsedad en documento público.

Según un comunicado de la Fiscalía, los hechos se registraron en diciembre de 2006, en el caserío Támara, en el departamento de Casanare (este), cuando tropas del Batallón Contraguerrilla retuvieron a un campesino que iba a comprar víveres para su familia.

Pruebas recolectadas por la Fiscalía indicaron que García detuvo al campesino y lo obligó a vestir un uniforme de la Policía colombiana.

Acto seguido ordenó a un soldado dispararle y luego presentó el cadáver como el de un guerrillero del ELN que iba a comprar comida para otros rebeldes.

Además de la condena, el juez ordenó investigar la supuesta responsabilidad que tendrían el actual comandante de la V División del Ejército, general Henry William Torres Escalante, y el coronel Carlos Alirio Buitrago Bedoya.

García Céspedes está privado de la libertad en un centro de reclusión en Facatativá (Cundinamarca).

Este caso es uno más de los que resuelve la justicia colombiana que investiga los llamados "falsos positivos", escándalo en el que miembros del Ejército mataron a civiles para luego presentarlos como guerrilleros caídos en combates y así recibir dádivas, como permisos especiales por parte de sus superiores.