El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, invitó a su homólogo de Nicaragua, Daniel Ortega, y a su esposa, Rosario Murillo, a visitar Teherán para estrechar los lazos bilaterales y reafirmó que aboga por establecer "la paz en el mundo", informó hoy el Gobierno nicaragüense.

Ahmadineyad, quien hoy abandonó Nicaragua, tras participar ayer en la investidura de Ortega como presidente del país centroamericano, extendió también su invitación a la primera dama nicaragüense y coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

La prensa oficial informó hoy que Ortega y Ahmadineyad, quien hoy llegó a Cuba como parte de su gira por Latinoamérica, se reunieron en privado la noche del martes, en Managua.

"Le he invitado a él (Ortega) y a su esposa (Murillo) a Teherán", declaró el presidente iraní a medios oficiales.

Destacó que los cinco encuentros que ha tenido con su "querido hermano" Ortega "han sido buenos" y "muy constructivos".

Por tal motivo, razonó, espera continuar "estrechando los lazos de amistad y las relaciones bilaterales" con Nicaragua y dijo que "hace votos para que la paz y la justicia se establezcan a nivel mundial".

Ortega, quien el martes fue investido para un nuevo período presidencial de cinco años, el segundo consecutivo y tercero de su carrera, durante su discurso de investidura respaldó el programa nuclear iraní y pidió a Israel se "desarme" para evitar un conflicto bélico.

El gobernante nicaragüense también agradeció a Ahmadineyad por "visitar Nicaragua a pesar de la situación que vive la zona de Medio Oriente".

Según Ortega, en esa región existe "inestabilidad y amenazas provocadas por Estados Unidos y otras naciones imperialistas".

El presidente iraní llegó el martes a Managua procedente de Venezuela, en el marco de una gira de cinco días por Latinoamérica en un momento en que parte de la comunidad internacional ha intensificado su presión contra el programa nuclear de Irán por el temor a que pretenda desarrollar un arsenal atómico.

Irán sostiene que su programa nuclear tiene fines pacíficos.