El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad finalizó hoy su estadía en Nicaragua, donde participó en la investidura de Daniel Ortega como mandatario de este país y viajó a Cuba para reunirse con el gobernante Raúl Castro, informaron fuentes del Gobierno sandinista.

El gobernante iraní abandonó Nicaragua a la 09.00 hora local (15.00 GMT), señalaron las fuentes a Efe.

Ahmadineyad continuará su recorrido por Latinoamérica en Cuba donde, además de reunirse con su homólogo Castro, impartirá esta tarde una conferencia magistral en la Universidad de La Habana.

En Managua Ahmadineyad dijo sentirse como "si estuviera entre los iraníes" y envió "profundos" saludos a su "hermano" Ortega, quien ayer inició su tercer mandato y segundo consecutivo.

El presidente iraní llegó el martes a Managua procedente de Venezuela, en el marco de una gira de cinco días por Latinoamérica en un momento en que parte de la comunidad internacional ha intensificado su presión contra el programa nuclear de Irán por el temor a que pretenda desarrollar un arsenal atómico.

El reelegido presidente de Nicaragua dio un espaldarazo al programa nuclear iraní, país que, según Ortega, sufre una "conspiración".

Ortega también llamó a un "debate" mundial sobre los programas de generación de energía atómica y pidió a Israel se "desarme" para evitar un conflicto.

Antes, en Venezuela, Ahmadineyad también recibió el respaldo de su homólogo Hugo Chávez.

Estados Unidos y sus aliados cuestionan el programa de energía atómica de Irán, que según Teherán tiene fines pacíficos.

La gira de Ahmadineyad por Latinamérica, que inició en Venezuela y continuó en Nicaragua, hoy seguirá en Cuba por un período de 24 horas y culminará en Ecuador.