Tres pescadores coreanos han muerto y siete resultaron heridos, dos de ellos graves, en el incendio hoy de un pesquero de Corea del Sur en aguas antárticas, informaron los medios neozelandeses.

Embarcaciones que se encontraban en la zona acudieron a la llamada de socorro y rescataron a los 37 marineros que seguían con vida, 12 de ellos todavía a bordo y los demás en lanchas salvavidas.

El buque coreano Jung Woo 2, con una tripulación de 40 personas, se incendió todavía de noche navío navegaba por el Mar de Ross, a unos 3.700 kilómetros al sureste de Nueva Zelanda.

Según los primeros indicios recabados por Centro de Coordinación de Rescate de Nueva Zelanda (RCCNZ), el fuego comenzó en los camarotes y se propagó rápidamente y de forma incontrolable por el resto de la embarcación.

Los barcos coreanos Jeong Woo 3 y Hong Jin 707 acudieron al rescate y salvaron a la tripulación que seguía con vida antes de que el Jung Woo 2 se hundiera.

El navío estadounidense de investigación Nathaniel B. Palmer, con instalaciones médicas, navega hacia el lugar del accidente para atender a los heridos.

El Jung Woo 2, de 51 metros de eslora, construido en Japón hace 26 años y que fue bautizado originalmente como Koryo Maru 32, pertenece a la empresa coreana Sunwoo Corporation y pesca merluza negra, rayas y cangrejos en el Océano Antártico.