Rusia aplaudió hoy la decisión de la Liga Árabe (LA) de continuar su misión en Siria tras publicarse un informe del organismo en el que constata la persistencia de la violencia en ese país.

"Moscú saluda la intención de (la Liga Árabe) LA, confirmada en El Cairo, de continuar el trabajo de los observadores árabes en Siria. Su desplazamiento a ese país ya ha ayudado a estabilizar la situación y a reflejar una visión objetiva y veraz de los acontecimientos en Siria", señala un comunicado de la cancillería rusa.

La Liga Árabe acordó el domingo mantener en Siria su misión y aumentar el número de observadores en una reunión en la sede de la organización panárabe en El Cairo.

El grupo de contacto para Siria de la Liga Árabe decidió dar más tiempo a los observadores para que completen su labor e incrementar la ayuda destinada a la misión.

Rusia se opone a la injerencia externa y al uso de la fuerza contra Siria, como ocurrió en Libia, y ha adelantado que rechazará cualquier propuesta de resolución que incluya sanciones contra el régimen de Bachar al Asad.