La densa neblina que cubrió el litoral de Lima la noche del domingo y el cambio en el equipo de radio-ayuda motivaron el retraso, la cancelación y el desvío de diferentes vuelos nacionales e internacionales desde y hasta el aeropuerto de la capital peruana.

Fuentes aeroportuarias señalaron hoy a Efe que 11 vuelos fueron desviados a los aeropuertos de Chiclayo, en el norte del país, y Pisco, al sur.

A pesar de que el sol salió la mañana de hoy en todo su esplendor, también se cancelaron otros 8 vuelos que debían partir de Lima hacia Cuzco, Puerto Maldonado, Piura y Newark (Estados Unidos).

Otros vuelos que debían arribar desde Miami, Buenos Aires, Quito y Arequipa permanecen demorados sin que se haya reportado su hora de arribo a la capital.

Los vuelos de Miami y Quito esperan en el aeropuerto de Chiclayo, donde los pasajeros expresaron su malestar por no recibir la confirmación de la hora en que llegarán a la capital peruana.

Las conexiones de Buenos Aires y Arequipa fueron desviadas al aeropuerto militar de Pisco, donde hubo quejas de pasajeros que señalaron que no se les permitió bajar de las aeronaves.

La empresa LAN explicó, en un comunicado, que los problemas en Pisco se debieron a que en ese aeropuerto no había personal, ni responsables de migraciones para atender a los pasajeros.

Añadió que, por ese motivo, se tuvo que enviar un avión especial para atender a los pasajeros, que finalmente partieron al mediodía de hoy a Lima.

El secretario adjunto del Sindicato Unificado de Controladores de Tránsito Aéreo del Perú (Sucta), Sergio Salazar, comentó al portal elcomercio.pe que la Corporación Peruana de Aeropuertos y Aviación Comercial (Corpac) dispuso que desde ayer se corte el servicio del Sistema de Aterrizaje Instrumental (ILS, por sus siglas en inglés) para realizar un mantenimiento del mismo.

Un portavoz de la aerolínea LAN confirmó a la misma página web que los problemas se agravaron "con la desactivación temporal del sistema de radio-ayuda (ILS Categoría 2) del aeropuerto de Lima para poder instalar un nuevo y moderno sistema de radio-ayuda (ILS Categoría 3)".

Señaló, sin embargo, que este nuevo sistema "permitirá asegurar las operaciones aéreas en épocas de escasa visibilidad como las que se suelen presentar en el aeropuerto de Lima entre los meses de abril y mayo".