Un comandante del Ejército iraquí murió hoy por el estallido de un artefacto explosivo al paso del vehículo en el que viajaba cerca del pueblo de Al Saidiya, 120 kilómetros al noreste de Bagdad, según fuentes policiales.

Las fuentes explicaron a Efe que el comandante Riad Ahmed al Yamili iba acompañado por dos personas, que también fallecieron en el ataque.

Tras el incidente, la Policía se desplazó al lugar del atentado y comenzó a buscar a los autores de la agresión.

Además, dos funcionarios del Ministerio de Agricultura perdieron la vida esta mañana y otra persona resultó herida por la explosión de una bomba en la zona de Makhul, 220 kilómetros al noreste de la capital.

Cuando ocurrió el atentado, las víctimas viajaban en un vehículo que resultó destrozado, afirmaron las fuentes, que añadieron que la persona herida está grave.

La violencia en Irak ha vuelto a aumentar en las últimas semanas en medio de una grave crisis política entre los líderes de la comunidad chií y suní, desatada después de la retirada de Irak de las tropas de Estados Unidos a finales del mes pasado.