La líder de la oposición y nobel de la paz birmana, Aung San Suu Kyi, ha confirmado que concurrirá al Parlamento de Birmania (Myanmar), indicaron hoy fuentes de su partido, la Liga Nacional para la Democracia (LND).

El portavoz de la LND, Nyan Win, indicó que Suu Kyi se presentará a un escaño por el distrito Kawhmu en Rangún, la mayor ciudad del país, dentro de los comicios parciales a 48 asientos vacantes en los parlamentos nacional y regionales el próximo 1 de abril.

La nobel de la paz, que ayer fue nombrada presidenta de la formación, opta así a convertirse en líder de los grupos opositores dentro del Parlamento.

El pasado diciembre, la Comisión Electoral birmana autorizó el registro legal de la LND, que había sido ilegalizada tras su boicot a las elecciones celebradas en 2010, ganadas por el partido afín a los militares en un proceso criticado por la falta de transparencia.

La "Dama", como la conoce la mayoría de los birmanos, no ha podido participar en unas elecciones democráticas en su país desde 1989, cuando fue puesta bajo arresto domiciliario para impedir su participación en los comicios legislativos del año siguiente.

Aun con su líder detenida, la LND ganó las elecciones por mayoría abrumadora, pero la Junta Militar nunca reconoció los resultados y se aferró al poder las siguientes dos décadas.

En las siguientes elecciones parlamentarias, el 6 de noviembre de 2010, Suu Kyi seguía bajo arresto domiciliario y su partido no concurrió a unos comicios que consideraban una estratagema de los generales para mantenerse en el Gobierno.

Unos días después de las elecciones, la nobel de la paz fue liberada tras pasar casi 15 de los últimos 22 años bajo arresto domiciliario por pedir reformas democráticas de forma pacífica.

Birmania atraviesa ahora una etapa de reformas desde la disolución de la Junta Militar, en marzo de 2011, y la formación de un Gobierno civil, aunque esté integrado en su mayoría por antiguos generales y coroneles.