El príncipe Felipe, heredero de la Corona española, llegará mañana a Honduras invitado por el presidente del país centroamericano, Porfirio Lobo, informó hoy el embajador de España en Tegucigalpa, Luis Belzuz de los Ríos.

El diplomático dijo a Efe que la visita del príncipe está "orientada hacia el futuro" y que en la reunión que celebrará mañana mismo con Lobo no tratarán "ningún tema político concreto".

El príncipe Felipe estará acompañado por el nuevo secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Gracia.

La reunión con Lobo "será una oportunidad para que el príncipe de Asturias conozca más sobre en lo que España y Honduras pueden colaborar en el futuro", agregó el embajador español.

Belzuz de los Ríos recordó que el príncipe de Asturias ha estado en Honduras seis veces y "conoce perfectamente el país".

Dijo, además, que las relaciones entre Madrid y Tegucigalpa "son muy buenas" y que entre otras cosas importantes previstas para este año figura la conmemoración del bicentenario de la Constitución de Cádiz y la celebración de la Cumbre Iberoamericana en esa ciudad española, "en la que se espera contar con Honduras".

En el marco de las relaciones bilaterales entre los dos países, a España también le interesa que empresas españolas inviertan en Honduras y creen empleo, acotó el diplomático.

El príncipe Felipe, quien llegará a Honduras la tarde del miércoles, se reunirá ese mismo día con el gobernante hondureño, quien por la noche ofrecerá una cena oficial en su honor.

El jueves el príncipe acudirá al Congreso hondureño, donde mantendrá un encuentro con diputados que celebrarán un acto institucional con motivo de su visita.

A continuación, acudirá al Centro Cultural de España en Tegucigalpa para asistir a la presentación del proyecto de la Biblioteca Virtual de las letras centroamericanas, acto tras el cual se reunirá con varias decenas de representantes de la vida cultural e intelectual de Honduras.

Un encuentro con la colonia española residente en Honduras, que tendrá lugar en la residencia del embajador, pondrá fin a la agenda del príncipe en Tegucigalpa, desde donde viajará a Guatemala para asistir el día 14 a la toma de posesión del nuevo presidente de ese país, Otto Pérez Molina.