El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, llegará el próximo miércoles a Cuba, su tercera escala en la gira que realiza por varios países latinoamericanos, donde se reunirá con su homólogo Raúl Castro y pronunciará una conferencia en la Universidad de La Habana.

Según el programa oficial divulgado hoy por la Cancillería cubana, Ahmadineyad arribará el día 11 al aeropuerto de La Habana a las 9.45 hora local (14.45 GMT) procedente de Nicaragua, donde está previsto que mañana asista a la toma de posesión de Daniel Ortega.

En la capital cubana, el mandatario iraní dictará el miércoles una conferencia magistral en el Aula Magna de la universidad, posteriormente colocará una ofrenda floral ante el monumento del héroe nacional José Martí y a continuación tendrá lugar la ceremonia oficial de recibimiento y encuentro con el presidente Raúl Castro.

Ahmadineyad -que visitó la isla por primera vez en 2006 para participar en la XIV Cumbre del Movimiento No Alineado- partirá de Cuba a primera hora del jueves previsiblemente rumbo a Ecuador, el penúltimo destino de su viaje por Latinoamérica, que comenzó en Venezuela y que concluirá en Guatemala.

En este último país, el líder iraní acudirá el próximo sábado 14, a la investidura del nuevo mandatario de esa nación, Otto Pérez Molina.

La gira latinoamericana del gobernante iraní se produce en un momento marcado por la presión de la comunidad internacional contra el programa nuclear de Teherán ante el temor de que pretenda desarrollar un arsenal atómico.

Irán niega esas acusaciones y defiende que su programa nuclear solo tiene fines energéticos y médicos.

Este lunes, el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) confirmó que Irán ha comenzado la producción de uranio enriquecido con una pureza del 20 % en su nueva planta de Fordo, situada a unos 160 kilómetros de Teherán.

En varias ocasiones, el Gobierno de Cuba ha defendido el derecho de Irán al uso de la energía atómica siempre que sea con fines pacíficos.

Por su parte, el expresidente Fidel Castro, de 85 años y retirado del poder desde 2006 por una grave enfermedad, ha dedicado numerosos artículos a alertar de la posibilidad de que un ataque de Estados Unidos y otras potencias contra Irán desate una guerra nuclear.

En cuanto a la cooperación bilateral entre Cuba e Irán, ambos países celebraron en septiembre de 2010 una reunión intergubernamental en La Habana en la que Teherán incrementó a 500 millones de euros su línea de créditos a la isla para programas de industria, comercio, energía, salud, biotecnología y bancario, entre otros.