El ala-pívot Carl Landry y el pívot Chris Kaman encabezaron el ataque por alto de los Hornets de Nueva Orleans, guiar a su equipo a la victoria de 81-94 frente a los Nuggets de Denver y romper racha de seis derrotas consecutivas.

Landry con 21 puntos y cinco rebotes encabezó la lista de cuatro jugadores de los Hornets (3-6) que tuvieron dobles dígitos y como equipo consiguieron un 52 por ciento de acierto en los tiros de campo y el 60 (6-10) de triples, comparados al 41 y 35 (8-23), respectivamente, de los Nuggets.

Kaman confirmó su nueva condición de sexto jugador de los Hornets al aportar 20 puntos y siete rebotes como reserva, pero no pudo ganarle al ala-pívot brasileño Nené Hilario el duelo individual bajo los aros.

El base Jarrett Jack volvió a ser el director del juego de los Hornets para conseguir 15 puntos, repartir nueve asistencias y recuperar dos balones.

Mientras que el escolta italiano Marco Belinelli lo apoyó en el juego ofensivo y con los triples al anotar 19 puntos, incluidas tres canastas de cuatro intentos desde fuera del perímetro, la mejor arma que tuvieron los Hornets para sorprender a los Nuggets.

El base venezolano Greivis Vásquez volvió a realizar una buena labor de equipo con una aportación de cinco puntos y cuatro asistencias en los 14 minutos que jugó.

Vásquez anotó 2 de 4 tiros de campo, incluido un triple en triple, capturó un rebote, recuperó un balón y puso un tapón para completar también una buena labor defensiva.

El ala-pívot novato mexicano Gustavo Ayón recibió cinco minutos de juego por parte del entrenador de los Hornets, Monty Williams, y consiguió un punto, el que anotó en los dos tiros que hizo desde la línea de personal, capturó dos rebotes y cometió una falta personal.

El dominio que los Hornets impusieron bajo los aros también les convirtió en factor ganador al capturar 40 rebotes por 35 de los Nuggets.

Esta vez, los Nuggets vieron como sus dos mejores encestadores, el alero italiano Danilo Gallinari y el ala-pívot reserva Al Harrington no estuvieron inspirados, especialmente el segundo, al quedarse con sólo dos puntos y por ahí comenzaron los problemas para el equipo de Denver.

Gallinari y el base Ty Lawson anotaron 15 puntos cada uno para ser los mejores encestadores de los Nuggets, mientras que el escolta español Rudy Fernández se convirtió en el sexto jugador del equipo de Denver al aportar 14 puntos como reserva.

Fernández jugó 27 minutos para anotar 6 de 12 tiros de campo, incluidos 2 de 5 triples, no fue a la línea de personal, capturó tres rebotes, dio dos asistencias, recuperó un balón y puso un tapón.

Hilario volvió a jugar con los Nuggets recuperado de la lesión del talón del pie izquierdo y no pudo ser factor ganador para su equipo al quedarse con nueve puntos en los 30 minutos que estuvo en el campo.

El pívot internacional brasileño anotó 3 de 8 tiros de campo y 3-6 desde la línea de personal, capturó 11 rebotes -líder del equipo-, repartió cuatro asistencias, recuperó un balón y puso un tapón, pero no pudo evitar la primera derrota de los Nuggets en su campo del Pepsi Center, en cinco partidos.

Los Hornets, que llegaron a tener hasta 21 puntos de ventaja durante el partido, llegaron al descanso con ocho (46-54) y la incrementaron hasta 15 al comienzo del tercer periodo.

Los Nuggets reaccionaron con dos triples consecutivos del escolta Arron Afflalo y Lawson para conseguir una racha de 10-2, pero Jack respondió con un tiro en suspensión y el pívot Emeka Okafor puso un tapón que rotó el momento del equipo de Denver y aseguró el triunfo de los Hornets.

Ficha técnica:

81 - Denver Nuggets (27+19+18+17): Lawson (15), Afflalo (13), Mozgov (4), Gallinari (15), Nené Hilario (9) -cinco inicial-, Harrington (2), Miller (-), Andersen (-), Brewer (5), Fernández (14) y Carrol (4).

94 - Hornets New Orleans (26+28+24+16): Jack (13), Belinelli (19), Okafor (4), Aminu (4), Landry (21) -cinco inicial-, Kaman (20), Cardell Johnson (3), Trey Johnson (-), Summers (4), Vásquez (5) y Ayón (1).

Árbitros: Violet Palmer, Scott Foster y Leroy Richardson. No señalaron faltas técnicas ni tampoco hubo eliminados por personales.

Incidencias: Partido de la temporada regular del baloncesto profesional de la NBA, que se disputó en el Pepsi Center, de Denver ante 14.002 espectadores.