El mariscal de campo Tim Tebow volvió a tener otra noche de protagonismo y esperó paciente el tiempo extra para brillar aún más al hacer un envío de anotación en sólo 11 segundos que abrió a los Broncos de Denver la puerta de la ronda divisional de la Conferencia Americana (AFC).

En otro partido de la ronda de comodines, pero dentro de la Conferencia Nacional (NFC), también la labor de tres pases de "touchdown" del mariscal de campo Eli Manning definió el triunfo y clasificación de los Giants de Nueva York.

Tebow logró el envío más rápido de touchdown en la historia de partidos de fase final en tiempo extra, en sólo 11 segundos, y acaparó toda la atención al llevar a los Broncos a una victoria por 29-23 sobre los Steelers de Pittsburgh, que eran los grandes favoritos a conseguir el triunfo.

El proyectil que lanzó, un envío espectacular de 80 yardas, al receptor abierto Demaryius Thomas, mandó a los Broncos (9-8) a la etapa divisional de la AFC para enfrentarse el próximo sábado a los Patriots de Nueva Inglaterra (13-3), primeros cabeza de serie.

El protagonismo que acompañó a Tebow por su creencias religiosas y conservadoras durante la campaña regular, nuevamente surgió en el momento oportuno al hacer conexión con Thomas y poner números definitivos para su equipo.

Tebow concluyó el partido, disputado en Denver, con 10 de 21 pases para 316 yardas, incluidos dos que fueron de touchdown y corrió para otra anotación.

A diferencia del legendario exmariscal de campo de los Broncos, John Elway, que perdió su primera apertura de la fase final, Tebow tiene marca de 1-0 en los playoffs.

Tebow adquirió experiencia en la temporada regular (7-4) al lograr cinco remontadas en el último cuarto con tres victorias en tiempo extra, y de inmediato puso en práctica sus conocimientos para superar al estelar mariscal de campo Ben Roethlisberger, dos veces ganador de Super Bowl con los Steelers, pero afectado por lesiones.

Sin embargo, la peor prueba la podrá tener cuando se enfrente a los Patriots, que el 18 de diciembre le dieron paliza de 41-23, y especialmente a él lo hicieron ver mal durante todo el partido.

Ante los Patriots, Tebow perdió siete veces el balón y tuvo apenas el 40 por ciento de pases completos.

En el duelo individual contra el mariscal estelar de los Patriots, Tom Brady, Tebow completó 11 de 22 pases para sólo 194 yardas, sin envíos de touchdown.

Brady, por su parte, mostró su clase al completar 23 de 34 pases para 320 yardas con dos pases de anotación.

En ese partido, mientras que Tebow consiguió porcentaje de 80,5 en su índice de pases, Brady lo superó al llegar a 117,3 yardas.

Mientras, en el otro partido de la jornada dominical de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), a pesar de que terminaron con dos jugadores conmocionados, los Giants vencieron con autoridad 24-2 a los Falcons de Atlanta para acreditarse también el pase a la rond divisional de la NFC.

Manning lanzó tres pases de touchdown y llevó a los Giants (9-7) a un partido que deberán resolver en Green Bay contra los Packers (15-1), campeones defensores del título de la NFC y del Super Bowl, ante quienes perdieron 35-38 el pasado diciembre.

Para Manning fue uno de sus mejores partidos como profesional, al hacer conexión con los receptores abiertos, Hakeem Nicks al que le envió pase de 72 yardas, y agregó otro de 27 a Mario Manningham.

El mariscal estelar de los Giants volvió a encontrar a Nick con otro pase de cuatro yardas en la primera mitad, también para touchdown, con el que coronó una jugada de 85 yardas.

Manning terminó con 23 de 32 pases para 277 yardas y tres pases de anotación, ante 79.909 espectadores que llenaron las gradas del "MetLife Stadium", de los Giants, que sufrieron la pérdida de el jugador de esquina, Aaron Ross, y el corredor D.J. Ware, que resultaron con conmoción cerebral.

Pero si Tebow tendrá un fuerte compromiso al enfrentar a Brady, el de Manning no será más fácil al encarar a Aaron Rodgers, el mariscal de campo estelar de los Packers, ganador del premio de MVP del pasado Super Bowl.

Ambos partidos de la ronda divisional se definirán por la calidad de proyectiles que lancen los mariscales de campo, y mientras Tebow tratará de superar la experiencia y precisión de Brady, Manning buscará resolver la clase y seguridas de Rodgers.