El tricampeón mundial de motociclismo Jorge Lorenzo (Yamaha), que esta semana visitará la India para un acto promocional, alabó hoy el recién construido circuito indio de Buddh y dijo que puede ser el siguiente destino para Moto GP.

"La India se ha equipado con uno de los mejores circuitos y ya ha albergado Fórmula Uno (el pasado octubre). Podemos esperar que sea el siguiente destino de MotoGP", mantuvo el mallorquín en una entrevista con el rotativo local 'Times of India'.

Lorenzo valoró, además, que la cultura motociclista "ha evolucionado tremendamente" en ese país durante los últimos años.

El piloto español participará este miércoles en un acto promocional, en el cual se montará en su Yamaha R-15 para dar unas vueltas a la pista internacional de Buddh, situada en la localidad india de Noida, a unos 50 kilómetros de Nueva Delhi.

"Estoy muy emocionado con la idea de ir a la India", aseguró Lorenzo, que pondrá pie por vez primera en el gigante asiático.

El mallorquín apostó por "aprender a vivir" con la nueva situación tras su grave lesión en el dedo anular de la mano izquierda a finales de 2011.

"Definitivamente podía haber sido peor", subrayó, en referencia al fatal accidente que causó la muerte también el año pasado de su compañero Marco Simoncelli.

El campeón de MotoGP en 2010 calificó de "buen signo en tiempos de crisis" la vuelta de la categoría a los 1.000cc y la entrada de motocicletas que seguirán la nueva reglamentación CRT ('Claiming Rule Teams'), equipadas con motores de serie y chasis artesanales.

Lorenzo alertó, no obstante, de que el espectáculo del motor ha llegado a unos niveles que pueden resultar peligrosos.

"La velocidad que generan nuestras máquinas es exagerada y eventualmente peligrosa", dijo.