El 40,6% de los 14,7 millones de guatemaltecos tienen entre 15 y 29 años de edad, la mitad vive en las zonas rurales del país, solo el 35% cuentan con un empleo y apenas el 5,1% ha tenido acceso a la educación superior, según los resultados de una encuesta dados a conocer hoy por el Gobierno.

La I Encuesta Nacional de la Juventud (Enju 2011), que fue realizada por la Secretaría Ejecutiva del Servicio Civil, el Consejo Nacional de la Juventud y el Instituto Nacional de Estadística, retrata a fondo la situación de los jóvenes guatemaltecos en edad productiva y reproductiva, tres partes de los cuales se ubican en los niveles socioeconómicos "medio-bajo" y "bajo".

"Somos un país joven con muchos retos hacia el futuro", señaló Bienvenido Argueta, director de la Secretaria Ejecutiva del Servicio Civil, quien fue el responsable de coordinar la encuesta y presentar los resultados de la misma durante un acto celebrado en el Palacio Nacional de la Cultura.

La encuesta fue realizada entre junio y julio del año pasado, con una muestra de 5.875 jóvenes de entre 15 y 29 años, diferenciados de forma equitativa por sexo, etnia, área de residencia, estrato socioeconómico y nivel educativo.

Según el estudio, el 93,3% de ese grupo de la población sabe leer y escribir, pero solo el 0,08% ha cursado estudios de maestría y el 0,02% ha completado un doctorado, la mayoría de éstos últimos pertenecientes al 3,1% que se ubica en los niveles socioeconómicos "alto" y "muy alto".

"Las inequidades por condiciones socioeconómicas son manifiestas al observar la brecha de acceso a los niveles de estudio que garantiza la ley", señala el informe de la encuesta, que fue elaborado por un equipo multidisciplinario de expertos guatemaltecos.

Además de las características sociodemográficas, educativas y de trabajo de la juventud guatemalteca, la encuesta también analiza los ejes de salud y consumo de drogas, familia y sexualidad, política y participación, religión, riesgo social, comunicación y tecnología, así como perspectivas hacia el futuro.

El 54,2% de los jóvenes consultados aseguró no haber tenido aún relaciones sexuales, 6 de cada 10 reconocieron no haber utilizado ningún tipo de método anticonceptivo en su primera y última relación sexual y 2 de cada 10 dijeron desconocer las formas como se transmite el VIH.

Por otra parte, el 35,8% de los jóvenes se inclinó a favor de la democracia como sistema de Gobierno, el 20,6% consideró que en "algunas circunstancias" es necesario y preferible un Gobierno autoritario y al 25,3% le es indiferente la forma de Gobierno por no representar una prioridad de sus vidas.