El viceprimer ministro británico y líder del Partido Liberal Demócrata, Nick Clegg, que hoy preside en Londres una reunión de políticos liberales europeos, quiere restablecer el diálogo con la Unión Europea (UE) tras el rechazo del Reino Unido a un futuro acuerdo en materia fiscal.

A la reunión de hoy convocada por Clegg -que se celebra en Admiralty House, en la zona gubernamental de Londres-, asisten, entre otros, el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, y el vicepresidente de la Comisión Europea, Olli Rhen.

El mes pasado, el primer ministro británico, el conservador David Cameron, no aceptó un acuerdo europeo en materia fiscal para abordar la crisis como la actual de la deuda, algo que causó tensiones con sus compañeros de coalición, los liberaldemócratas.

Así, fuentes del Partido Liberal Demócrata indicaron que Clegg quiere impulsar el diálogo con Europa y abordar sobre todo el problema del crecimiento económico.

En una declaración divulgada hoy, Clegg dijo que "Europa está en un momento vital de su historia y lo crucial que nosotros debemos hacer es concentrarnos en el crecimiento económico".

"Es por ello que organizo esta reunión de mis colegas liberales de partidos que están en el Gobierno en Europa para concentrarnos en el único paso creíble ante la actual crisis, la creación de empleos y el impulso de la competencia", añadió.

"Vamos a aprovechar esta oportunidad para establecer una agenda ambiciosa de reforma que ayudará a sentar las bases de las discusiones en la próxima cumbre europea", afirmó Clegg.

Además de Rhen -también comisario de Asuntos Económicos y Monetarios- y Mas, participan el primer ministro de Holanda, Mark Rutte; el jefe del Gobierno de Estonia, Andrus Ansip; el viceprimer ministro sueco, Jan Björklund; el comisario de Comercio, Karel De Gucht, y la comisaria de Interior, Cecilia Malmström, entre otros.

Según un portavoz de los liberaldemócratas británicos, los políticos quieren abordar los desafíos que hay en Europa y destacar que las medidas de austeridad por sí solas no resolverán la crisis.

Si bien la reunión de hoy -que empezará a las 13.30 GMT- está centrada en el crecimiento económico, se espera que haya un debate sobre la posición de Londres en la UE, según los medios británicos.

El mes pasado, el partido de Clegg se distanció de Cameron por la decisión del primer ministro de no aceptar el futuro acuerdo.

Tras el rechazo británico (el Reino Unido fue el único país de los 27 en no adherirse), el viceprimer ministro admitió que estaba decepcionado y advirtió de que su país se enfrenta al aislamiento.

Cameron se negó a apoyar un pacto fiscal para resolver la crisis en la zona del euro debido a que no se aceptaron las salvaguardas que pedía para la City de Londres, centro financiero del país.

El primer ministro británico ya ha dicho que hará "todo lo posible" por impedir que los firmantes del nuevo tratado europeo recurran a las instituciones comunitarias para tomar medidas.

Instituciones como la Comisión Europea o el Tribunal Europeo de Justicia no deberían ser utilizados para hacer el trabajo de los que firmen el nuevo acuerdo, agregó el jefe del Gobierno.