El Alto Tribunal de Malasia absolvió hoy al ex viceprimer ministro y líder de la oposición, Anwar Ibrahim, de un delito de sodomía castigado por la legislación del país con hasta 20 años de cárcel.

El magistrado Mohamad Zabidin Diah falló a favor de Anwar tras desestimar las pruebas de ADN presentadas por la acusación, lo que provocó el júbilo entre los miles de seguidores del líder opositor que aguardaban frente al tribunal.