Al menos siete supuestos insurgentes armados han muerto en una operación de las fuerzas afganas en el sur de Afganistán, informaron hoy a Efe fuentes oficiales.

La operación tuvo lugar durante la noche en el distrito de Gerishk, situado en la conflictiva provincia sureña de Helmand, informó en un comunicado remitido a Efe la oficina de prensa del gobernador regional.

De acuerdo con esa fuente, miembros de los servicios secretos afganos, el NDS, llevaron a cabo una incursión en el pueblo de Haji Hamidulá, y acabaron con las vidas de "siete oponentes armados", entre ellos cuatro cabecillas.

Helmand, uno de los principales focos de producción de opio del país, es objeto de frecuentes combates entre las fuerzas de seguridad y la insurgencia, que opta cada vez más por la colocación de minas y bombas en la red viaria de la provincia.

La OTAN está actualmente transfiriendo el control de algunas partes de la provincia a las fuerzas de seguridad afganas en el marco de la segunda fase del traspaso de las responsabilidades de seguridad del país a las autoridades locales.

La capital de la provincia, Lashkar Gah ya fue transferida el pasado verano en la primera fase de un proceso que la OTAN prevé completar a finales de 2014, cuando abandonen el país las últimas tropas de la misión de la Alianza Atlántica.