El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, inició hoy su gira de cinco días por latinoamérica, que le llevará a Venezuela, Nicaragua, Cuba y Ecuador, informó hoy la agencia oficial de noticias iraní, IRNA.

A este viaje, que comenzará por Caracas, le acompañan el ministro de Asuntos Exteriores, Ali Akbar Salehi; el de Comercio, Industria y Minas, Mehdi Gazanfari; el de Energía, Majid Namju, y el de Economía, Seyed Shamsedin Hoseini.

Este viaje se realiza con el fin de fortalecer las relaciones y desarrollar la cooperación en los campos políticos y económicos con Venezuela, Nicaragua, Cuba y Ecuador.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, declaró el pasado viernes a periodistas que "está confirmada la visita de Ahmadineyad", pese a las tensiones en el estrecho de Ormuz tras las maniobras militares de Irán y la presencia de buques estadounidenses en la zona.

El viaje se produce después de que en septiembre ambos presidentes pospusieran, debido a los problemas de salud de Chávez, otra vista que el líder iraní tenía previsto realizar a Caracas.

La oposición venezolana ha criticado la visita y advertido de que supone involucrar al país en las tensiones en el Golfo Pérsico.

Al referirse al viaje, el exdiplomático y precandidato presidencial Diego Arria criticó "el intento del jefe de Estado de involucrar a Venezuela en el conflicto en el Golfo de Ormuz".

EEUU ve la gira latinoamericana de Ahmadineyad por Venezuela, Nicaragua, Cuba y Ecuador como la búsqueda "desesperada" de apoyos de un régimen "aislado", y ha enviado ese mensaje a la región junto a un aviso sobre los riesgos financieros de negociar con Irán.

El Gobierno de Barack Obama se ha encargado de informar a la región sobre la nueva ley de gastos de Defensa que el presidente firmó el 31 de diciembre y que, por primera vez, contempla sanciones contra cualquier institución extranjera que comercie con el Banco Central de Irán.

El Gobierno de Ecuador instó el pasado viernes al diálogo para solucionar las dificultades surgidas entre Washington y Teherán por el paso de la flota estadounidense en el estrecho de Ormuz, y rechazó las presiones que puedan alterar el orden internacional.

La Cancillería ecuatoriana, en un comunicado, también defendió su derecho a establecer relaciones soberanas con cualquier país del mundo, incluido Irán, cuyo presidente, Mahmud Ahmadineyad, inició hoy la gira latinoamericana que incluye a Venezuela, Nicaragua y Cuba y finaliza en Ecuador.