La misión de observadores de la Liga Árabe en Siria ha constatado que la violencia continúa en este país y que las fuerzas militares siguen desplegadas en las ciudades, según el informe preliminar presentado hoy ante el organismo panárabe.

Según dijeron a Efe fuentes diplomáticas árabes, el informe recoge que hay vehículos del Ejército en la mayoría de las ciudades visitadas por los observadores, que afirman haber visto cadáveres en las calles, aunque la oposición y el Gobierno se acusan mutuamente de la autoría de los asesinatos.