La Policía israelí detuvo hoy a 16 sospechosos de operar un banco falso en el distrito de comercio con diamantes, Ramat Gan, en el este de Tel Aviv, que habrían utilizado para lavar grandes cantidades de dinero.

La entidad bancaria ilegal tenía un volumen de negocios de más de 260 millones de dólares (204 millones de euros) y estaba ubicada cerca del conocido Distrito del Diamante, el centro de comercialización de piedras preciosas más grande del mundo, informó el servicio digital de noticias Ynetnews.

Tras un año de investigaciones encubiertas, docenas de agentes policiales y autoridades fiscales israelíes entraron hoy en las viviendas y oficinas de los sospechosos, varios de los cuales son comerciantes de diamantes.

"Los sospechosos lavaron sistemáticamente grandes sumas de dinero, cambiaban moneda extranjera y concedían préstamos ilegales", declaró un agente al diario "Jerusalem Post".

Los detenidos también son acusados de transferir fondos al extranjero y cobrar cheques.

Para llevar a cabo la operación, los agentes tuvieron que penetrar en varias oficinas fortificadas y fuertemente protegidas del Distrito del Diamante, formado por cuatro rascacielos interconectados y que es sede de la Bolsa de Diamantes y de más de mil empresas dedicadas a este negocio.