El partido palestino Al Fatah, liderado por el presidente Mahmud Abás, reconsiderará seguir adelante con la reconciliación con el movimiento islamista Hamás tras el último enfrentamiento, según anunciaron hoy fuentes oficiales palestinas.

"Después de la actitud de Hamás, especialmente durante la visita de una delegación de Al Fatah a Gaza, debemos reconsiderar proseguir una reconciliación en la que parece que no existe un socio y en la que falta el respeto por el otro", declaró a Efe en Ramala Taufiq Tirawi, miembro del Comité Central del partido.

La dura reacción tiene lugar tres días después de que Hamás, que gobierna en la franja de Gaza, denegase el jueves el permiso para entrar en ese territorio palestino a una delegación de alto nivel de Al Fatah, que gobierna Cisjordania.

Hamás ha negado que impidiese la entrada a los cuatro miembros de Al Fatah, pero la facción de Abás no aceptó su versión y, en un comunicado difundido hoy, el máximo órgano del partido exige una disculpa a los islamistas, a los que tacha de "improcedentes y faltos de profesionalidad".

La nota afirma que "el Comité Central de Al Fatah considera que algunos de los líderes de Hamás que tienen las manos manchadas de sangre no son adecuados para la reconciliación".

Añade que considera también "un obstáculo para la reconciliación las amenazas vertidas por Hamás de llevar a un miembro de Al Fatah ante los tribunales por haber insultado a Dios"

"Si quieren reconciliarse tienen que dejar de insultar a los miembros y líderes de Al Fatah", reza el escrito.

Las dos principales facciones palestinas, duramente enfrentadas desde la toma de poder de Hamás en Gaza en junio de 2006, firmaron el pasado mayo en El Cairo un pacto por el que se comprometían a poner fin a sus diferencias y crear un Gobierno de unidad llamado a organizar elecciones generales y presidenciales antes de un año.

A poco más de cuatro meses de cumplirse el plazo, las partes no han avanzado en la ejecución del pacto ni han logrado acordar los nombres que conformarían el Ejecutivo tecnócrata.

Las últimas elecciones legislativas palestinas tuvieron lugar en 2006, cuando venció Hamás, y fueron seguidas por un boicot de la comunidad internacional al Gobierno naciente, mientras que las últimas presidenciales, a las que Hamás no presentó candidato, se celebraron en 2005 y fueron ganadas por Abás.

Desde entonces, la división política ha impedido la celebración de nuevos comicios.

En coincidencia con el comunicado de Al Fatah, Jalid Al Batsh, miembro de Hamás, declaró hoy a la agencia palestina independiente Maan que uno de los comités creados para negociar los detalles de la reconciliación ha acordado la liberación el próximo 15 de enero de todos los presos políticos y la autorización de la difusión de periódicos afines al otro partido en sus respectivos territorios.