Al menos dos personas fallecieron en las últimas 24 horas a causa del temporal de lluvias que afecta al estado brasileño de Minas Gerais, en el sureste del país, por lo que se eleva a 10 el número de víctimas mortales en la región desde el comienzo del año, informaron hoy fuentes oficiales.

Un matrimonio perdió la vida después de que un muro se desplomase sobre su vivienda en el municipio de Governador Valadares, una de las 157 localidades afectadas por las precipitaciones, según el último boletín de la Coordinación regional de Defensa Civil.

De acuerdo con esta versión, desde el pasado 2 de enero han muerto 10 personas a causa de las fuertes lluvias, deslizamientos y derrumbes de edificios o muros en la región.

Las autoridades han decretado el estado de emergencia en 103 municipios, donde dos personas permanecen desaparecidas, 35 han resultado heridas y 12.845 han tenido que dejar sus hogares desde fin de año.

Además, más de 5.000 viviendas han sufrido daños como consecuencia de las lluvias.

Mientras, en el estado de Río de Janeiro, también afectado por el temporal, las autoridades ordenaron esta semana la evacuación de 4.000 personas después de que un dique se rompiera y las aguas inundaran por completo una comunidad conocida como Tres Vendas, en las afueras de Campos de Goytacazes.

La gravedad de la situación ha obligado a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, a acortar sus vacaciones y regresar el jueves a Brasilia para coordinar las medidas de ayuda a los damnificados.