El canadiense Milos Raonic fulminó con su saque al español Nicolás Almagro, segundo favorito, por 6-4 y 6-4 en 72 minutos y alcanzó las semifinales del torneo de tenis de Madras (India).

Apoyado en su mejor arma, con la que logró 17 directos y con la que solo perdió cuatro puntos, Raonic se clasificó para su primera final del año, donde se verá las caras con el ganador del encuentro entre el serbio Janko Tipsarevic, primer cabeza de serie, y el japonés Go Soeda.

El saque del jugador canadiense fue un fortín inabordable. Raonic llegó incluso a hacerse con el octavo juego del primer set con cuatro servicios directos, sin dar opción alguna a Almagro.

El jugador español había tenido un durísimo encuentro en la ronda anterior contra el japonés Yuichi Sugita, ante el que levantó tres bolas de partido.