Los restos del tres veces presidente de Panamá, Arnulfo Arias Madrid, fueron exhumados hoy de un cementerio de la capital, 24 años después de su fallecimiento, para realizar un funeral de Estado en su honor.

Arias Madrid falleció el 10 de agosto de 1988 en Miami (EE.UU.), cuando su país era dirigido por el exgeneral Manuel Antonio Noriega y vivía una grave crisis, y cinco días después recibió honores de sus seguidores y del cuerpo diplomático, antes de que sus restos fueran enterrados en el cementerio Jardín de Paz de la capital.

Los restos del expresidente Arias Madrid fueron trasladados hoy en un cortejo fúnebre hacia la Catedral Metropolitana, donde permanecerán hasta mañana, cuando serán conducidos hacia un mausoleo en la ciudad de Penonomé, en la provincia central de Coclé.

El arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa, presidió la ceremonia religiosa en la Catedral Metropolitana.

Tras la ceremonia, el presidente panameño, Ricardo Martinelli, declaró a periodistas sobre Arias que "es un deber de todos los panameños honrar a alguien que hizo tanto por Panamá y que, por ello, esta fue una ceremonia de Estado a un hombre que ocupó tres veces la Presidencia de Panamá y fue cinco veces electo".

Los actos fúnebres fueron organizados por su viuda, la expresidenta de Panamá, Mireya Moscoso, quien fue acompañada por los expresidentes Fernando de la Rúa (Argentina), Rafael Ángel Calderón Furnier (Costa Rica), Francisco Flores (El Salvador) y Álvaro Uribe (Colombia), confirmó la Presidencia panameña en un comunicado.

Uribe dijo brevemente a la prensa que se encontraba hoy en Panamá para rendir un homenaje a "un gran demócrata, un gran luchador" latinoamericano y que mañana también participará en el homenaje.

El funeral de Estado se realizará mañana y en el mismo participará, como orador de fondo, el canciller panameño, Roberto Henríquez, en sustitución de Martinelli, quien lo designó sin que se dieran mayores detalles.

No obstante, la abstención de Martinelli se registra tras las fuertes críticas hechas por líderes del Partido Panameñista, fundado por Arias Madrid, que hasta julio pasado conformó la alianza oficialista con el gobernante partido Cambio Democrático.

La ruptura se registró después de que el presidente del panameñismo y actual vicepresidente del país centroamericano, Juan Carlos Varela, fuera destituido como canciller de la República.

Durante la misa, el canciller Henríquez también representó a Martinelli, resaltó los logros de Arnulfo Arias como presidente y señaló que "hoy es un momento oportuno para devolverle el reconocimiento del pueblo panameño a uno de sus líderes más queridos, en momentos en que gozamos de todas las libertades públicas, con pleno ejercicio democrático y un régimen de derecho".

Recordó sus aportes al país como el voto electoral de la mujer y la creación de la Caja de Seguro Social, al tiempo que resaltó al exgobernante como una de las figuras más influyentes en el siglo 20.

Arias Madrid fue presidente de Panamá en los años de 1940, 1949 y 1968, pero no pudo culminar ninguno de sus mandatos ya que en las tres ocasiones fue derrocado.

En 1983, en el inicio de la dictadura de Noriega, se postuló a la Presidencia de la República con 83 años de edad, pero perdió por un estrecho margen de 1.713 votos ante el candidato oficialista, Nicolás Ardito Barletta, en medio de lo fue calificado como un escandaloso fraude.