La presidenta argentina, Cristina Fernández, recibirá el alta médica de forma "inminente" tras evolucionar "sin complicaciones" en su tercer y último día en el hospital donde fue operada con éxito de un cáncer de tiroides, informaron fuentes oficiales.

"Inminente anuncio del alta médica de la presidenta Cristina Fernández" por parte del vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro, señala el portal del Gobierno, que confirma que la mandataria abandonará el hospital Austral en helicóptero y seguirá su recuperación en la residencia oficial de Olivos, en las afueras de Buenos Aires.

"La Presidenta transitó 'sin complicaciones' su último día de internación, luego de haber sido sometida a una tiroidectomía en el hospital Austral de Pilar, y por ello se concretará el alta médica dentro de las 24 horas que anticipara ayer el vocero Scoccimarro en la lectura de la tercera comunicación médica", señala el texto oficial.

La jefa del Estado, de 58 años, fue internada el miércoles para someterse a una tiroidectomía total por un carcinoma papilar en el lóbulo derecho de la glándula tiroidea.

Cristina Fernández estuvo acompañada en todo momento por sus dos hijos y restringió las visitas a sus familiares y a sus más estrechos colaboradores, entre ellos, según medios locales, el vicepresidente Amado Boudou, a cargo de la conducción del país durante la licencia de Fernández, hasta el próximo 24 de enero.

La información oficial desde la intervención se ha reducido a un escueto parte médico por día para dar cuenta de la evolución "sin complicaciones" de la presidenta.

Cada informe médico ha sido celebrado por los cientos de simpatizantes oficialistas acampados en el acceso del hospital para expresar su apoyo a la presidenta.

La llamada "acampada del aguante" se mantuvo pese a la intensa ola de calor que sacude al centro del país y que obligó a algunos de los acampados a recibir atención médica por deshidratación.