El representante palestino en la ONU, Riyad Mansour, anunció hoy que mantiene una ronda de consultas para que el Consejo de Seguridad celebre un encuentro en el que la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) informe sobre los asentamientos de Israel en los territorios ocupados.

"Es una propuesta que he trasladado ya esta mañana al presidente del Consejo de Seguridad y que espero seguir discutiendo en los próximos días con los representantes de otros países del Consejo", afirmó Mansour en declaraciones a la prensa en la sede central del organismo en Nueva York.

Mansour aseguró haber entregado personalmente al embajador de Sudáfrica, Baso Sangqu, presidente de turno de ese órgano, una carta de cuatro páginas en la que documentan los últimos "crímenes" cometidos por Israel en los territorios ocupados, en la que recoge la construcción de los asentamientos.

El deseo de los palestinos es que esa sesión no sea a puerta cerrada y que se realice "lo antes posible", y dijo que la mayoría de países del Consejo han expresado su apoyo a la propuesta, aunque reconoció que hay uno que se opone, sin mencionar expresamente a EE.UU., y que por eso siguen adelante las consultas.

El diplomático prevé entrevistarse hoy mismo con el embajador libio y la próxima semana lo hará con los de los países no alineados, y confió en que el asunto pueda resolverse "a través de una votación de procedimiento", para lo cual sólo serían necesarios ocho de los quince votos para invitar a la OCHA.

Mansur aseguró que la OCHA dispone de informes "tremendos" sobre esas actividades en los territorios ocupados, y dijo que el objetivo es volver a poner encima de la mesa el asunto de los asentamientos, que calificó de "muy peligrosos" y que, dijo, impiden avanzar en los acercamientos para iniciar un proceso de paz.

"Queremos ser creativos y no vamos a darnos por vencidos", dijo el diplomático, quien tras el fracaso el mes pasado para lograr una condena unánime contra los asentamientos, ahora no quieren pasarse "días y días" intentando obtener una declaración presidencial o un comunicado, y por eso lanzan esta propuesta.

El máximo órgano de decisión de la ONU fue incapaz en diciembre pasado, por la oposición de Estados Unidos, de llegar a un acuerdo para condenar en bloque a Israel después de anunciar que planea seguir adelante y construir mil nuevas viviendas en asentamientos judíos de Cisjordania y Jerusalén Este.

Por otro lado, Mansour anunció que todavía continúan trabajando con la oficina del secretario general para cerrar una fecha para la visita que tiene previsto hacer Ban Ki-moon a Ramala, y confirmó así que "por problemas de agenda" se descartó incluirlo en el viaje que hará la próxima semana a Líbano.

Según el diplomático palestino, ahora la fecha tentativa que se baraja para la visita se trasladaría para finales de enero o principios de febrero, cuando el máximo responsable de Naciones Unidas tiene previsto viajar a Etiopía para participar en la Cumbre de la Unión Africana.

Por último, sobre la petición palestina de ingreso a la ONU, que sigue en punto muerto en el Consejo de Seguridad, Masour dijo que una vez concluido el trabajo del comité de admisiones hay encima de la mesa "muchas opciones", desde trasladarlo a la Asamblea General o ir a otras organizaciones internacionales.