que las autoridades de esta capital compartieron para cerrar los festejos de las fiestas navideñas de 2011. La inmensa rosca fue colocada desde las primeras horas en el Zócalo del centro histórico de la capital del país, donde fue distribuida de manera gratuita entre los ciudadanos que se acercaron hasta el lugar

El alcalde Marcelo Ebard tuvo la tarea de ser el primero en cortar la rosca, que tiene 6720 metros de largo y con un coste de i millón de pesos algo así como 71 mil dólares.

La histórica tradición de cortar la rosca, la más larga del mundo, apunta a la unión y saludo familiar, pero sobre todo le permite a la ciudad promover la preservación de más de 35 mil trabajos en la industria de la pastelería

Para elaborar la  gigantesca rosca se necesitaron más de 2000 personas, 5.405 kilos de harina, 3000 kilos  de manteca, 240 kilos de levadura, 2600 kilos de azúcar además de 1200 kilos de fruta confitada de colores  verde, banco y rojo que formaban la bandera mexicana

Fuente EFE