Venezuela está ofreciendo cirugías gratuitas a aquellas mujeres que hayan recibido implantes mamarios franceses de fabricación defectuosa, informó una alta funcionaria de Salud.

Las mujeres que hayan recibido implantes fabricados por la ahora extinta compañía francesa Poly Implant Prothese (PIP) podrán acudir a hospitales especializados en cirugías plásticas para que se los extraigan, dijo la ministra de Salud, Eugenia Sader, citada por la agencia estatal de noticias venezolana.

Sader dijo el martes que el procedimiento gratuito consistirá simplemente en la remoción del implante, no su sustitución.

"No hubo, en ningún momento, registro sanitario. (Los implantes) fueron colocados en forma ilegal y ahora esas pacientes están corriendo riesgo", dijo Sader, citada por el órgano estatal Agencia Venezolana de Noticias (AVN). Pero no se trata de una emergencia y pueden acudir a los hospitales cuando les convenga, agregó.

Las autoridades sanitarias francesas han recomendado la extirpación de los implantes PIP y prometieron pagar las cirugías a sus ciudadanas. En Brasil y Argentina, sin embargo, las autoridades de salud sólo recomendaron controles médicos.

No se sabe cuántas mujeres tienen implantes PIP en Venezuela, donde es muy popular la cirugía de aumento de pecho. Los médicos dicen que los implantes franceses solían ser utilizados ampliamente.

Se estima que entre 35.000 y 40.000 mujeres venezolanas se someten a cirugía de pecho cada año, dijo la doctora Marisol Graterol, presidenta de la Sociedad Venezolana de Cirugía Plástica y Reconstructiva.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, ha criticado la gran popularidad de la cirugía de mama, diciendo que las mujeres no deben creer que los pechos grandes son atractivos.

La Sociedad recomendó la semana pasada que aquellas mujeres con implantes PIP vean a un médico para ser revisadas. Graterol dijo que los médicos deberán decidir en función de cada paciente y que no todos los implantes necesitan extirparse.

Venezuela suspendió la venta de implantes PIP en abril de 2010, dijo Graterol.

El cirujano plástico Henry Saud dijo que durante el año pasado le quitó implantes PIP rotos a más de 10 pacientes.

En algunos casos, las mujeres no había notado nada malo, y las fugas de los implantes fueron detectadas durante los exámenes, dijo Saud. "Sentían molestias y había inflamación o aumento de volumen de la mama", agregó el médico en entrevista telefónica con The Associated Press.

"Anteriormente era una de las marcas más usadas", dijo Saud. La mayoría de las mujeres a las que se les extirpó el implante PIP decidieron que les fuera reemplazado por otro de otra marca, agregó.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino