El delantero español del Valencia Roberto Soldado ha afirmado que en España "se prefiere invertir mucho dinero en las promesas de otros países, en vez que en productos de la casa".

Soldado, de 26 años, en una entrevista que publica hoy el diario deportivo italiano "La Gazzetta dello Sport" se muestra crítico con la "filosofía española" de "no dar posibilidades ni confianza" a los canteranos.

"Los canteranos deben tener claro que si tu club no te da una posibilidad no se acaba el mundo y puedes tener otra oportunidad en otra parte", aseguró el futbolista, que desde 2010 milita en el equipo de su ciudad natal, Valencia, tras un periplo por el Real Madrid, Osasuna y Getafe.

Roberto Soldado afirmó que en el Real Madrid, club en el que recaló con 14 años, "había mucha competencia y hambre de títulos" y que los más perjudicados fueron los canteranos".

"Negocié ir cedido a un club de Liga, con el que disputé los preliminares de la Champions y llegué a las semifinales de la UEFA. Aquel equipo fue el Osasuna (2006-2007), que me abrió la puerta grande del fútbol", aseveró.

Soldado, a pesar de los 40 goles en 67 partidos oficiales con el Valencia, en el que milita desde 2010, sólo ha sido llamado dos veces a la selección, en 2007, cuando la dirigía Luis Aragonés.

"La competencia en España es muy fuerte, pero yo no me echo atrás. Continuar así en el Valencia es el único modo de meter presión al seleccionador y hacerme notar", aseveró.

El futbolista habló del seleccionador español, Vicente del Bosque, que lo descubrió a los 14 años y se lo llevó al Real Madrid.

"Hay que respetar sus decisiones y tener confianza en un grupo que ha respondido en los momentos clave", dijo Soldado.

El delantero reconoció en la entrevista a "La Gazzetta" que su ídolo fue el atacante Juan Sánchez (en el Valencia entre 1992-1993 y de 1999 a 2004), "uno de la tierra".