Un tribunal de Etiopía sentenció el martes a dos periodistas suecos a 11 años de prisión bajo cargos de apoyar al terrorismo tras ingresar al país sin autorización legal acompañados con un grupo étnico rebelde somalí en un caso que ha sido ampliamente criticado por grupos de derechos para los medios de comunicación.

El juez Shemsu Sirgaga decretó que los dos periodistas independientes — Johan Persson y Martin Schibbye — cumplirán "riguroso encarcelamiento" tras ser declarados culpables la semana pasada.

Soldados etíopes detuvieron a Persson y Schibbye hace seis meses durante un enfrentamiento con rebeldes en la inestable región somalí del este de Etiopía, una zona de acceso prohibido para los reporteros. Etiopía considera al grupo rebelde una organización terrorista y resulta muy difícil para los reporteros obtener acceso a la región.

El juez también acusó al Frente Ogaden de Liberación Nacional de orquestar la travesía de los suecos desde Londres.

Persson y Schibbye son reporteros independientes para la agencia de fotoperiodismo Kontinent, establecida en Suecia. Schibbye es también escritor. Ambos han publicado regularmente sus reportajes en periódicos de circulación nacional en Suecia y Noruega.