La cifra de personas que han muerto por masivas inundaciones que arrasaron villas enteras en la región de Mindanao del sur de Filipinas es inferior a la que se reportó anteriormente, indicaron el martes funcionarios filipinos de manejo de desastres.

Benito Ramos, director de la Oficina de Defensa Civil, dijo que se ha corregido la cifra anterior presentada por el Departamento de Salud de casi 1.500 a 1.249 con base en un conteo actual de cadáveres identificados y no identificados que fueron recuperados por soldados, policías, bomberos y otros socorristas.

Ramos agregó que la cifra exacta de personas desaparecidas podría no saberse nunca pero la búsqueda de cadáveres continuará.