Carlos Bilardo considera a Lionel Messi "una persona extraordinaria y un superjugador" y le coloca al mismo nivel que futbolistas como Diego Maradona, Pelé o Alfredo di Stefano gracias "a todo lo que ha ganado con el Barcelona".

"Juega bien, marca goles, nunca se queja cuando recibe patadas, siempre llega a la hora al entrenamiento, trabaja bien, firma autógrafos, nunca se enfada", aseguró el responsable de selecciones argentinas en una entrevista que hoy publica la revista "France Football".

Bilardo señaló que es difícil comparar a jugadores de diferentes etapas porque el fútbol cambia muy deprisa, pero le situó entre los mejores de la historia "con todo lo que ha ganado con el Barcelona".

El ex seleccionador argentino explicó la salida de Diego Maradona de la albiceleste tras el pasado Mundial de Sudáfrica y señaló que, desde entonces, no se dirigen la palabra.

"No nos hablamos. Desde 1983 con Diego nos hemos enfadado por lo menos cuarenta veces. Desde hace un año y medio, todo se acabó. Pero no se puede decir nunca jamás", aseguró.

Bilardo reconoció que Maradona "debía seguir" tras el Mundial de 2010, pero que su intención de mantener todo su cuerpo técnico no era aceptable.

El ex entrenador se negó a hablar de César Luis Menotti, con quien mantiene desde hace años una batalla dialéctica sobre la táctica.

"Es el pasado", dijo cuando le preguntaron sobre él, pero defendió su visión del fútbol en la que el resultado está por encima del juego.

"Si no ganas no tienes tiempo de trabajar", aseguró en referencia al nuevo seleccionador argentino, Alejandro Sabella, cuyos resultados en progresión positiva le están permitiendo ganar tiempo.

Bilardo afirmó estar en el origen de "la última novedad táctica del siglo" XX, con la introducción del 3-5-2 que posteriormente copiaron otros equipos.

En cuanto al hecho de que la "albiceleste" no haya llegado lejos en los últimos Mundiales, Bilardo lo achacó a la fuga de jugadores a Europa.

"En mi época nadie quería irse a Europa. Los jugadores ganaban más aquí (en Argentina) que en el Real Madrid a finales de los 60 y principios de los 70. Ahora es diferente, cualquier país paga mejor que Argentina y nuestros jugadores emigran (...) En esas condiciones es difícil construir un equipo", indicó.