Las filiales brasileñas de América Móvil, conglomerado controlado por el magnate mexicano Carlos Slim, invertirá 10.000 millones de reales (unos 5.400 millones de dólares) en 2012, informó hoy el diario Folha de São Paulo.

Ese monto supera las inversiones de 9.400 millones de reales (unos 5.080 millones de dólares) acumuladas este año por las tres principales empresas del grupo: la operadora móvil Claro, la telefonía fija Embratel y la red de televisión por cable Net.

La cifra de inversiones de 2012 contempla la construcción de un cable submarino entre Estados Unidos y Brasil para el tráfico de datos, que costará cerca de 1.000 millones de reales (unos 540 millones de dólares), según dijo a Folha el presidente de Claro Brasil, el mexicano Carlos Zenteno.

Las principales metas del grupo de telecomunicaciones para el año entrante son ampliar la cobertura de la red de internet rápida para celulares (3G), expandir su red de fibra óptica y participar en abril en la licitación para la concesión de líneas de la nueva tecnología 4G, que ofrecerá velocidades de acceso superiores.

Zenteno aseguró que América Móvil no se plantea fusionar Claro, Embratel y Net en 2012, aunque sí pretende lanzar ofertas de servicios combinadas.

Embratel tiene un 18,2 por ciento del mercado de telefonía fija y es la única concesionaria de telefonía fija del país para llamadas internacionales.

Claro es la tercera operadora móvil del mercado brasileño con el 25,09 por ciento de cuota, según datos de la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel).

Net es la mayor operadora de televisión por cable del país, participada también por el grupo de comunicaciones Globo y acapara el 39,9 por ciento del mercado.

Esta empresa también es la segunda operadora de internet residencial, al cubrir una cuota del 25,4 por ciento de los domicilios del país que tienen acceso a este servicio.