La inflamación cede en la mano de lanzar que Tony Romo se magulló el sábado y el quarterback de los Cowboys de Dallas podría estar listo para practicar el miércoles.

El entrenador Jason Garrett dijo el lunes que Romo está mejorando y que los diversos exámenes confirmaron el diagnóstico original de que no había fracturas en la mano derecha del quarterback.

Consultado sobre si Romo puede sujetar el balón, Garrett respondió que el quarterback da apretones de mano relativamente firmes.

Todo indica que Romo no está en riesgo de perderse el partido del domingo contra los Giants en Nueva York, que determinará el campeón de la División Este de la Conferencia Nacional y un boleto a la postemporada.

En tanto, para el guardia izquierdo titular Montrae Holland se terminó la temporada al ser colocado en la lista de lesionados por un desgarro parcial en el bíceps izquierdo.