El peor derrame de petróleo ocurrido frente a las costas de Nigeria en más de una década fue contenido antes de que llegara a la costa de la nación del occidente de Africa, dijeron el lunes directivos de la compañía Royal Dutch Shell PLC, menos de una semana después de que uno de sus oleoductos vertió crudo al Océano Atlántico.

Sigue en curso la investigación del motivo del derrame de menos de 40.000 barriles — o 1,68 millones de galones — de petróleo, aunque la empresa admitió que trabajadores de la misma descubrieron la filtración después de ver una mancha de crudo en el agua que rodea su plataforma de perforación Bonga en alta mar.

"Podemos decir sin lugar a dudas que rastreamos nuestro petróleo ... y lo detuvimos", dijo Cliff Pain, quien maneja la operación Bonga para una subsidiaria de Shell.

Shell organizó el lunes un vuelo en helicóptero para que periodistas vieran el yacimiento petrolero Bonga, controlado desde un barco grande en lugar de una plataforma fija, ubicado a 120 kilómetros (75 millas) de la costa de Nigeria.

Ahí el agua no tiene brillo de petróleo mientras barcos continuaban patrullando a lo largo de oleoductos submarinos que unen el buque de perforación con yacimientos petrolíferos y buques cisterna.

La filtración descubierta el 20 de diciembre ocurrió en un oleoducto flexible ubicado aproximadamente a 360 metros del buque tanque que envía el crudo a los barcos cisterna, indicó Pain.

Aunque el buque tanque tiene varios manómetros para revisar la presión en la tubería, fue hasta que llegó la luz del día que los trabajadores notaron un brillo aceitoso rodeando el buque Bonga, agregó.

___

En internet:

Royal Dutch Shell PLC: http://www.shell.com

Sitio de Shell sobre el derrame en Nigeria: http://bit.ly/rqfnxi