El gobierno de México anunció el decomiso de 21 toneladas de un químico utilizado para producir drogas sintéticas que pretendía ser enviado a Puerto Quetzal, Guatemala.

Con este decomiso, logrado en el puerto mexicano de Manzanillo, es la cuarta incautación en lo que va de diciembre del químico denominado monometilamina y que tenían todos como destino final el mismo lugar en Guatemala.

La Procuraduría General de la República informó en un comunicado que la sustancia procedía de Callao, Perú.

Los tres cargamentos anteriores habían sido incautados en el puerto mexicano de Lázaro Cárdenas y procedían de China.

A principios del meses, el gobierno anunció el primer decomiso de 205 toneladas; el 19 de diciembre se reportó el hallazgo de 99,7 toneladas y el 23 de diciembre se dio a conocer la localización de 229 toneladas del mismo químico.

Con la incautación hecha pública el lunes, suman 554,7 toneladas de la sustancia que serían enviadas a Guatemala, un país vecino con México y que en los últimos años ha padecido la violencia de grupos mexicanos del narcotráfico.

La PGR no ha informado si el químico decomisado, y que sirve para fabricar drogas sintéticas como metanfetamina, pertenecía algún cartel mexicano del narcotráfico.

La monometilamina es un químico sujeto a verificación especial de las autoridades de salud mexicanas,que han prohibido las importaciones de varias sustancias para evitar la producción de metanfetaminas.